“Tratado de identidad” – Miguel Floriano

Desde las calles de Oviedo, llega Miguel Floriano, fundador y cabeza visible del movimiento patarrealista, que cuenta en su nómina a muy buenos poetas, como Xaime Martínez o Saúl Borel. El propio Miguel me regalo este poemario hace tiempo, no sé si consciente de que algún día haría una reseña de él. Obviamente, le pedí que lo firmase. Adoro tener libros firmados.

“Tratado de identidad”, como su título indica, constituye una definición de estilo por parte del autor. Habiéndose curtido ya en los tejemanejes de la edición, y sin tener que haberse presentado a ningún concurso (prostituir los poemas, como diría él), para publicar este, su segundo poemario. Miguel Floriano nos presenta estos versos donde se presenta a sí mismo, como quien se coloca el primero de la fila para hacerse bien visible.

Desde el punto del estilo, este poemario es como un desfile militar de un país que acaba de independizarse, una muestra de poder, de fuerza. Miguel Floriano nos muestra como es capaz de manejar varias formas, sonetos, haikus, verso libre, etc. No obstante, donde más cómodo se siente el poeta es en el verso endecasílabo. La forma predominante de este poemario es el soneto, ya sea en su vertiente española o inglesa. Sin embargo, el autor sabe moverse tanto en los versos de arte mayor, como en las composiciones breves, el libro también incluye algunos interesantes poemas de dos versos, pinceladas precisas que dibujan reflexiones breves, casi aforismos. El fetichista de la forma podría acusar a Floriano de tener algún desliz en la métrica o el ritmo, pero a mí me gustan. Dan cierta personalidad a los poemas y los alejan de la plasticidad que viene unida a la obsesión por lo perfecto.

El prólogo del poemario (firmado por Jose Luis Morante) defiende que el lenguaje del autor ovetense es coloquial. Yo no podría estar más en desacuerdo. Puedo ver por dónde van los tiros, entiendo por qué dice que su lenguaje es coloquial. Algunos poemas incluyen expresiones muy llanas, “(…); aquello / que uno elige recordar, cielo”. Cierto es que versos como este dan al lenguaje un tono más familiar, pero aun así el lenguaje no es coloquial.Resulta demasiado cuidado para ser coloquial, aunque tampoco cae en la artificiosidad o lo barroco.

En el contenido de sus poemas, puede apreciarse la gran influencia que ejerce la música sobre Miguel, especialmente el blues, el soul y el rock ‘n’ roll. Algunos poemas vienen introducidos por citas de grupos como Pink Floid o cantantes de blues como Ray Charles. Tienen títulos no dejan dudas sobre esta influencia (snowy boogie, love boogie), otros, directamente comparten título con canciones (Busted). Podría decirse que Floriano tiene el Blues y compone poemas con la misma fórmula de esta música del sur de Estados Unidos: utiliza sus experiencias, ya sean buenas o malas, y las transforma en poema. Es capaz de convertir su propia experiencia personal en algo de lo que todo el mundo pueda disfrutar, algo universal. Esto hace que el poemario hable de temas muy variados, pero que comparten entre ellos el haber dejado una profunda huella emocional. El amor, el desamor, la pérdida de seres queridos, son solo ejemplos de los muchos temas que aparecen en el poemario. No obstante, no solo hay sitio para la experiencia de lo cotidiano, también aparecen versos más filosóficos donde el poeta reflexiona sobre la vida o la propia poesía, en ellos, se desliza tímidamente hacia lo hermético, lo abstracto.

Resumiendo, en este libro Miguel Floriano se nos presenta a sí mismo sin complejos, sin tener miedo de su propio estilo ni de lo que nadie pueda opinar de él. Es una unión de lo viejo y lo nuevo. Una síntesis de influencias poéticas de autores como Víctor Botas, Miguel D’Ors o Jaime Gil de Biedma con la música popular del siglo XX. Un matrimonio entre lo tradicional y lo moderno.

Este libro puede comprarse a través de Casa de libro. Miguel Floriano tiene un blog donde publica poemas, aforismos y reflexiones sobre poesía.

P.D: Me comunican que el fundador del patarrealismo no es Miguel Floriano, sino Diego Álvarez Miguel, autor de “Hidratante Olivia”. Hace no mucho, le hicieron una entrevista en Pieces. Disculpen las molestias.

One thought on ““Tratado de identidad” – Miguel Floriano

Deja un comentario