“Las Costumbres Vacias” – Sara A. Palicio

Sara A.Palicio nace en Langreo hace veinticuatro años, se cría en la Cuenca Minera del Nalón (Un conjunto de concejos asturianos: Laviana, San Martín del Rey Aurelio y Langreo), y se licencia en Filología Hispánica en la Universidad de Oviedo. Durante este tiempo, se interesa y escribe poesía, participando en varios actos literarios organizados por la universidad ovetense. De este interés, o más bien necesidad de expresarse a través de la poesía, cristaliza su participación en la antología Una música, un rumor y un símbolo, del Circulo Cultural de Valdedios, publicada en el 2010 y el libro que ahora mismo tengo entre mis manos, Las costumbres vacías, con el que la autora langreana ganó el premio “Asturias joven” de poesía el año pasado.

Las costumbres vacías es un poemario donde predomina la poesía sin forma. No es exactamente verso libre, ya que, aunque suele prescindir de la ritma, no rechaza el ritmo y se nota que los poemas están trabajados, pulidos. En cierta medida, la autora pretende dar a cada poema una forma exclusiva, una que se adapte a la temática de forma única y exclusiva. Como si cada composición fuese un bloque de piedra que va describiendo a Palicio la escultura atrapada en su interior y los golpes necesarios para liberarla. Ante todo, los poemas buscan el ritmo, la cadencia, pero manteniendo un cierto toque coloquial, como de conversación. Este gusto por las formas propias no quita que el libro contenga un poema compuesto por tres sonetos a modo de experimento con las formas tradicionales y a su vez, una forma de demostrar que la autora maneja la métrica tradicional, aunque no haga uso de ella en la mayoría del poemario. Destaca la situación de los versos en diferentes niveles en los poemas. A través de la situación en distintos puntos de la pagina, se crea una sensación de varias voces en un solo poema.

La temática del poemario es muy variada. La langreana refleja su punto de vista sobre la vida diaria vista por un individuo en un contexto determinado. No tiene miedo de ser subjetiva (al fin y al cabo, toda la poesía es subjetiva), pero tampoco resulta demasiado intima para el lector anónimo. La mayoría de los poemas viene introducido por una cita de algún autor, desde Federico García Lorca hasta Carl Sagan, que nos indican el tema sobre el que la autora va a reflexionar. Estos versos forman un recorrido de la rutina cotidiana, aunque sea una rutina de la que ya se habla en pasado, a veces incluso con cierta nostalgia. Los poemas recogidos en este libro forman una especie de cosmovisión de la realidad que tan solo se puede expresar a través del lenguaje poético. No en vano, algunos aspectos de la vida solo se pueden contar en verso. Algo que Sara A.Palicio entiende muy bien, como refleja su primer poemario.

En general, este libro se introduce en la tradición de la poesía de la experiencia, aunque con un toque más moderno. No refleja experiencias concretas, sino reflexiones e ideas. A través de estas líneas, el lector se introduce en la mente inquieta de la autora, sus inquietudes y sus pensamientos. Una visión y un pensamiento que solo se puede transmitir a través del verso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s