Poesía en lengua asturiana y castellana, hoy

Desde 1999, por decisión de la UNESCO, el veintiuno de marzo, día oficial que marca la llegada de la primavera en el hemisferio norte, es el Día mundial de la poesía. Tiene varios nombres aparte de ese: en varias partes de Europa se lo conoce como Primavera de los poetas y en algunos países de Hispanoamérica donde se celebra se llama Común presencia de poetas. Lo importante es celebrar la poesía y el verso en general. Oviedo no iba a ser menos y la Librería Cervantes se encargó de organizar un evento para conmemorar esta fecha.

A eso de las siete, hubo en la mítica librería ovetense una conferencia titulada “Poesía en lengua asturiana y castellana, hoy” que contó con la presencia de cuatro invitados de lujo: Vanessa Gutiérrez, Rodrigo Olay, Ricardo Labra y Antón García, cuatro figuras clave de la poesía asturiana contemporánea, tanto desde la autoría como desde la propia difusión de la obra.

La velada comenzó con los invitados planteándose por qué el 21 es el día de la poesía. Más o menos todos los sabemos. Es la llegada de la primavera, el día en el que la naturaleza reverdece tras el duro invierno. Esto es bastante apropiado para representar a la poesía, que hoy día sigue a punto de morir pero casi no muere. Todos estaban de acuerdo en que la poesía sobrevivirá, seguiremos teniendo a un grupo de incorregibles que por alguna razón u otra, querrán hacer versos y querrán comprar libros llenos de ellos. Aunque los libros poemas no tienen un grandísimo público, especialmente al lado de la novela, sobrevive.

Sobre el estado de la poesía actual. Antón García resalto la existencia de dos tipos de poesía, una para leer y otra para recitar. Esta última surge hace poco con la aparición de una serie de poetas que impulsaron las timbas poéticas en bares y pubs, llevando la poesía por un camino distinto al tradicional. Esto es solo una muestra tradicional de la enorme diversidad poética que tenemos hoy en día.

Todos los invitados también coincidían en que una de las principales características de la escena poética actual es su enorme diversidad. Como apunto Olay, nunca se leyó tanta poesía extranjera en España y nunca hubo tantos versos a disposición de todo el mundo. Esto llevó a lo que Labra definió como la ruptura del paradigma, ya no hay líneas poéticas claras. No obstante, esto tiene su lado malo. Al existir una variedad tan grande, la novedad o más concretamente, lo nuevo adquiere mucho valor. La búsqueda por ser algo diferente hace que algunos autores quieran ser algo diferente cueste lo que cueste, y en literatura en general es muy difícil (por no decir prácticamente imposible), ser algo nuevo y único, una especie de isla en la tradición literaria.

Esta ronda de preguntas, aunque era interesante, no se alargó mucho para dejar paso al evento principal, la lectura de poemas. Los cuatro invitados tenían carta blanca para leer a quien quisieran. Por la Librería Cervantes ayer se pasaron autores como Catulo, Xuan Manuel Valdés, Jorge Luis Borges, Victor Botas o María Tikkanen. Una auténtica pena que la librería tuviese que cerrar y no pudiese continuar la lectura.

Puedes seguir las entradas de Vallenegro a través de Facebook o Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s