“Los últimos perros de Shackleton” – Ben Clark

Ben Clark es uno de esos poetas que cuya obra parece un imán para los premios. Y con razón. Habiendo publicado ya cinco poemarios, ha sido reconocido con numerosos galardones como el XXI Premio Hiperión de Poesía o el Premio El Ojo Crítico de RNE. Los perros de Shackleton es su segundo poemario con la editorial mallorquina Sloper, quienes muy amablemente me enviarron este ejemplar (¡Gracias!)

Los últimos perros de Shackleton se inspira en la expedición del héroe nacional irlandés Ernest Henry Shackleton, quien logro cruzar la Antártida a principios del siglo XX. Clark descubre a través de sus diarios una tenacidad con la que se siente identificado. Esta razón de ser del poemario constituye en sí misma una especie de poética del autor. Sus poemas buscan recrear imágenes cotidianas con sencillez y precisión para reflejar el significado simbólico de las mismas. Atrapar ciertos instantes de los que puede extraerse pequeños retazos de conocimiento existencial. Llama la atención que, a pesar de buscar la precisión en el lenguaje por encima de todo, las imágenes que aparecen en este poemario están dibujadas de forma imprecisa, o más bien, difusa. El poeta no quiere definir sus imágenes de forma excesiva, siendo muy abundante el uso de palabras comodín. En cierta medida, Clark va dejando huecos para que el lector los vaya rellenando con las suyas propias casi inconscientemente y así poder identificarse con el verso de manera más eficaz. Podría decirse que el lenguaje de la poesía de Ben Clark es precisa, pero solo lo justo. También cabe mencionar el uso de la repetición, que acerca a estos poemas a la canción popular.

El tema principal de este poemario es (valga la redundancia), la tenacidad, entendida como una mentalidad que se mantiene frente a la vida y que empaña todos los aspectos de esta, ya sea el amor, la felicidad o la propia supervivencia. Otros poemas intentan recrear lo que Shackleton sintió en ciertos momentos de su expedición al polo sur. No obstante, el objeto más destacable de Los perros de Shackleton es el amor como una constante, algo que sobrevive a cualquier obstáculo y siempre mantiene la fe en la supervivencia, en el final feliz que quizás nunca llegue. Clark muestra confianza en la perseverancia amorosa, en el saber que mientras el amor sea sincero, el final será necesariamente bueno. Bien está lo que bien acaba y si no está bien, es que todavía no ha acabado, como solía decir Gandalf.

Con este poemario, Ben Clark nos muestra la importancia que tiene “creer” en uno mismo, en saber que si nos esforzamos, las cosas probablemente salgan bien. Los perros de Shackleton rebosan vitalidad y esperanza, no en que las cosas mejoren, sino en la propia capacidad que tenemos para hacerlas mejorar.

Los últimos perros de Shackleton puede comprarse a través de Casadellibro.

Puedes seguir las entradas de Vallenegro a través de Facebook o Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s