“Prohibido silbar” – Sofía Castañón

Al igual que otros autores como Rubén Darío o Pablo Neruda, Sofía Castañón combina el verso con la política. Hasta la fecha, ha publicado siete poemarios, dos plaquettes y ha participado en una serie de antologías entre las que destacada 23 Pandoras y Poetas asturianos para el s.xxi, Prohibido Silbar es su último trabajo, publicado en la editorial Baile del Sol. Quizás tardemos un tiempo en volver a ver publicado algún poemario suyo, puesto que en la actualidad trabaja como diputada por parte de Asturias en el Congreso de los diputados y eso, no te deja tiempo para nada.

Prohibido Silbar se divide en cinco partes de extensión desigual, enumeradas con números romanos. El poemario se caracteriza por buscar la sencillez en el lenguaje, así como una búsqueda deliberada de la imprecisión, una especie de imprecisión precisa, como si la poeta quisiera decirnos algo, pero tuviésemos que ser nosotros los que decidimos lo que estamos oyendo. En buena medida, esto es un reflejo de las ansias de libertad que pueblan cada página de este libro. No hay más verso en este libro que no sea libre. Castañón rechaza la forma a favor de la libertad creadora y las formas nuevas, esas que se adaptan a lo que cada poema quiere expresar.

Uno de los principales temas de Prohibido Silbar es la liberación del paradigma social en el que vivimos, una especie de revolución mental que busca rechazar los valores morales impuestos en favor de una liberación de los prejuicios y del temor a lo desconocido, tan abundantes en la sociedad en la que vivimos. Un llamamiento a entender y no analizar, a confiar un poco más en los sentimientos y en los instintos, quizás incluso por encima de la propia razón. Se repite la imagen de la hierba creciendo a través de algo, ya sea una manta o el propio asfalto, que representa la esperanza haciendo camino a través de cualquier obstáculo y las ansias de retorno hacia una vida más natural desde un entorno urbano y frio.  Otro tema recurrente es el inevitable paso del tiempo, ya sea de la infancia (A la salida del colegio) o de tiempos recientes (Cuando no pasaba nada). Sofía Castañón interpreta esto como un recordatorio de que nuestro tiempo en la tierra es limitado, por lo que más nos vale vivir mientras dure. Un carpe diem sin temor a la vejez. Todo esto choca con los espacios urbanos en los que se localizan la mayoría de estos poemas, creando una especie de urbanismo salvaje, pero no bárbaro.

En líneas generales, Prohibido Silbar  es como respirar profundamente después de llevar un corsé apretado. Sofía Castañón nos muestra como en una sociedad que se resiste al cambio y que parece volverse más restrictiva cada día, una vida más sencilla y más amable es algo que en efecto, se puede.

Prohibio silbar puede comprarse a través de Casadellibro.

Puedes seguir las entradas de Vallenegro a través de Facebook o Twitter.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s