Antología de poetas prostitutas chinas -Guojian Chen

Ya se ha dicho varias veces que actualmente los aficionados a la literatura disfrutamos del mayor acceso a obras de todos las épocas y países del mundo. Uno de estos países que comienzan a ser “descubiertos” por el público europeo es China, que cuenta con una tradición poética milenaria que se refleja en antologías como esta, que se centra en autoras que combinaban el oficio de poeta con el de la prostitución. La editorial Visor recoge en este libro a 29 autoras que vivieron entre el siglo V y el XIX, estableciendo una peculiar tradición que resultaría casi imposible de abarcar en su totalidad (existe otra antología publicada en china, trescientos poemas shi y ci de poetisas prostitutas de todos los tiempos, donde aparece la astronómica cifra de 177 autoras, muchas de las cuales cuentan con sus propias antologías personales), y que solo se puede entender a través de las peculiaridades históricas de China.

La poesía en China cuenta con una tradición que se extiende en el tiempo hasta épocas remotísimas. Algunos expertos datan los primeros poemas chinos en el siglo XVIII a.C. 1000 años antes de la poesía homérica. El apogeo de la poesía antigua de China se sitúa en el periodo de las dinastías Tang y Song (618-1279), conociéndose una cantidad casi innumerable de poetas: la Recopilación completa de la poesía de la dinastía Tang incluye 48900 poemas de cerca de 2200 autores y aun así, se considera tan solo una pequeña parte de la producción poética de esa época. Es admirable lo bien que conservan su poesía los chinos. No obstante, esto no es por casualidad. Durante la mayoría de las épocas de la historia china se consideraba la composición poética como un requisito básico para poder aprobar el examen que permitía acceder a los puestos de funcionario imperial. No solo se exigía un amplio conocimiento de poesía, sino que también se pedía al aspirante ser poeta, o por lo menos ser capaz de componer un poema.

Sin embargo, la poesía no era algo exclusivo de una élite burocrática, sino que se extendía a todos los estratos de la sociedad siendo comunes los poetas que ejercían de barqueros, campesinos, herreros o como en esta antología, prostitutas. Estás últimas fueron especialmente abundantes debido a que a partir del siglo VIII comienzan a aparecer por todo el imperio burdeles destinados a funcionarios o militares, generándose una competencia feroz entre las matronas que los regentaban, quienes para mejorar la calidad de sus trabajadoras, les enseñaban canto, baile y poesía con la esperanza de captar mejores clientes. Por supuesto, el hecho de ser mujer y prostituta marcó profundamente el reconocimiento de muchas de estas grandes poetas, lo que se ve reflejado en la escasez de datos biográficos que se conocen de algunas de ellas (incluso hay autoras que solo se conocen como “prostituta de X ciudad”)

Antología de poetas prostitutas chinas refleja en sus páginas como las prostitutas chinas reflejaban en verso sus frustraciones y alegrías, siendo quizá este el único medio en el cual podían expresarse libremente. El desamor, la partida del ser querido, la injusticia y discriminación social, la nostalgia de los momentos pasados en compañía del amado son los temas principales de estos versos, aunque también cuentan con su espacio otros temas más clásicos, como la amistad o la descripción de la naturaleza. Puede apreciarse una gran influencia de otras artes en esta poesía, ya que además de poetas y prostitutas, también cultivaban otras artes como la pintura, como es el caso de Ma Xianglan o músicas, como Qi Jingyun, quien tuvo cierta fama en su época como intérprete de laúd.

No obstante, en mi opinión lo más destacable de esta antología, independientemente de la calidad de sus versos, es el alcance que puede tener la poesía. Antología de poetas prostitutas chinas nos muestra como la lírica no es propiedad exclusiva de una élite artística, sino que todo el mundo, sea cual sea su profesión o su rango social, tiene la capacidad de expresarse en verso. Nada humano es ajeno a la poesía y ningún humano es por definición, ajeno a ella.

Este libro puede comprarse a través de la página de Visor Libros

Puedes seguir las entradas de Vallenegro a través de Facebook o Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s