Lar – Ramiro Gairín

El tercer poemario de Ramiro Gairín Muñoz se títula Lar. Tiene una edición que apuesta por la sencillez y que al igual que los libros de Pre-Textos, apela más al tacto que a la vista. Nada que objetar.

Este poemario se divide en tres partes: “Física”, “Ética” y “Lógica”. Esta división puede parecer la ya casi tradicional estructura de los poemarios actuales, es decir, presentar un poemario formado por varias partes, casi independientes entre sí en la temática y a veces la forma, que funcionan como mini-poemarios presentados de forma conjunta, como si fuera una recopilación categorizada de la obra del poeta. No obstante, Lar cuenta con un único núcleo temático que gira en torno a la relación que la voz en primera persona de todos los poemas mantiene con un “tú” al que van dirigidos la totalidad de estos versos.

Es Lar una oda a la transición que ocurre en todas las relaciones cuando se pasa de “novios en serio” a “pareja de hecho”, es decir, el momento en el que te vas a vivir con tu novia para comprobar si vivir juntos se os da igual de bien que los noviazgos tardioadolescentes. Los versos que pueblan este libro pintan un serie de escenas cotidianas de una pareja de novios que comienza su vida juntos y sus dos “yoes” se van fundiendo poco a poco en un “yo” colectivo, también conocido como “nosotros”. Aunque por momentos Gairín se pasea muy cerca de la línea donde empieza el sentimentalismo excesivo y la cursilería, en ningún momento la cruza de forma definitiva.

Es curioso todo lo que uno puede aprender sobre un autor al leer su poesía. En este caso, lo que más me llamó la atención fue la libertad de estos versos. No me refiero al hecho de que Ramiro Gairín escriba en verso libre, sino a algo más profundo. Los que escriben suelen ser curiosamente, los principales consumidores de la misma. Que poesía y de que época puede variar, pero algo que une a la mayoría de los poetas, especialmente hoy que tenemos acceso a una cantidad casi absurda de autores y obras de ayer y hoy a través de internet, es el peso de la historia de la literatura, el saber que inevitablemente, al publicar tu obra, pasas a jugar en la misma liga que los autores que previamente leíste, es decir, tus maestros y claro, ¿De verdad eres tan bueno como los antiguos maestros? ¿Podrás ser algún día tan bueno como los antiguos maestros? Pues eso.

Después de leer Lar, creo que puedo decir con seguridad que Gairín está libre de esta presión histórica que acecha a muchos poetas actuales, algo de lo que probablemente muchos deberíamos tomar nota. Los poemas de este poemario emanan campechanía, sinceridad y sencillez. Se presentan como producto natural de una persona que sentía la necesidad de expresar unos sentimientos de una manera u otra y al final, se decantó por el verso. Como es poesía, uno no puede saber si lo que dicen es cierto o no (cosa que en el fondo, da igual), pero a mí me gusta creer que lo que dicen es cierto y está basado en hechos reales. Cosa mía, supongo.

Lar, de Ramiro Gairín puede comprarse a través de la web de Casadellibro

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s