Featured

“Alma” – Amanda Granda Rodríguez

Amanda Granda Rodríguez es una de las voces nuevas que surgen en la fértil huerta poética asturiana. Perteneciente a la generación nacida a finales de los noventa, los que apenas conocieron el siglo pasado, comienza su carrera poética a muy temprana edad a través de recitales y slams poéticos. Al comenzar a estudiar en la Universidad de Oviedo, comienza también a participar en diferentes actividades como la revista Littera y aparece en la antología de poesía joven asturiana, Festina Lente (Circulo Cultural de Valdedios, 2017).  Alma es título que otorga a su primera obra en solitario.

En las páginas de Alma aparece una poesía basada en la observación. La descripción de un paisaje y de unos personajes a través de la metáfora y la intención de describir el sentimiento más que lo material, una especie de surrealismo sucio que dibuja una imagen espiritual cruda de un paisaje urbano. Una mística de la urbe en la que Amanda Granda va describiendo las huellas que una serie de personajes dejan en la mentalidad colectiva del entorno donde viven. No obstante, estos poemas no se limitan tan solo a la observación de personas, también hay poemas sobre momentos o experiencias. Soy consciente de lo inconcreto que resulta este análisis, pero precisamente ahí reside la gracia de esta poesía, en su falta de concreción. Los versos de estos poemas van dejando huecos para que los lectores llenen con sus propias experiencias, creando así un vínculo entre lector y poema. Una falsa sensación de que estamos leyendo algo que se refiere a nosotros. Este efecto es sutil y su efectividad puede variar dependiendo del poema y la persona que lo lee.

Son además, poemas influidos por la lírica popular. Hay un gusto marcado por los juegos de palabras y la anáfora, el verso corto, sencillo, como midiendo cada palabra. Los versos que forman Alma por momentos parecen un susurro que alguien te dice en voz baja al oído. La sencillez que caracteriza a este poemario (a veces, quizás excesiva) hace que los versos se desdibujen en “voz”, como si la intención de Granda fuese traducir la versión oral de estos al papel. Al fin y al cabo, no hablamos en versos medidos, al menos no en el lenguaje natural.

En resumen, Amanda Granda nos presenta como su primer poemario una obra que deja a un lado las ansias de perfección formal que tantos autores noveles persiguen para centrarse en la naturalidad y la sencillez. Con una poesía que no desea llamar la atención a través de su brillo. Alma nos brinda una serie de poemas donde la observación y el análisis de la experiencia se mezcla con la magia de la metáfora y ecos del surrealismo. Una reivindicación de la memoria como constructora de la experiencia, que no necesariamente necesita reproducir cada detalle para reflejar un hecho de forma realista.

Alma puede comprarse a través de la página web de la Librería Cervantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s