“Liberalismo político” – Francisco José Chamorro

Llegar a tu casa después del trabajo, ese piso que alquilas gracias al trabajo temporal que conseguiste después de terminar la carrera. Un master era quizá demasiado costoso y lo importante era tener tiempo para buscar otra ocupación mejor, tener tiempo para tus proyectos. Llevas ya dos años en tu casa y trabajos provisionales, viviendo una vida provisional que poco a poco, parece que se asienta cada vez más. ¿Te suena eso? Pues de eso trata Liberalismo político, escrito por Francisco José Chamorro y publicado en Poesía Hyperión tras haber ganado la XX edición del Premio de Poesía Joven “Antonio Carbajal”

Los poemas de Liberalismo político son una crítica al sistema filosófico e ideológico en el que se sostiene nuestra sociedad, un amargo análisis de los resultados de esas ideas, lo cual hace que este sea un poemario muy político en el mismo sentido que El club de la lucha es una novela muy política, aunque de primeras no lo parezca. Chamorro hace de sus poemas un espacio para la crítica al materialismo e individualismo de la sociedad actual. Vemos al pasar las páginas como van surgiendo marcas de productos e incluso lenguaje comercial, pero estos productos no acaban de rellenar el hueco, el ansia vital que inquieta al poeta. Hay algo que falta en la vida de muchas personas hoy en día y que ninguna marca, ningún producto puede llenar, aunque sea “premium”,

Hay un cierto desencanto en la poesía de Francisco José Chamorro. Como si el autor se entregase al consumismo para ahogar sus penas, pero este es incapaz de saciar su sed de vida. El también filósofo Slavoj Zizek defiende la idea de que el consumismo actual consiste en no solo consumir un producto, sino también su marca. Disfrutar no solo por beber un refresco de cola, sino por estar bebiendo Coca Cola. Pero este supuesto efecto no siempre nos llena, al menos no como esperamos. Quizá las muchas repeticiones que pueblan estos poemas sean producto del desencanto, de la falta de satisfacción que produce el consumo de marcas en Chamorro. La única respuesta del actual sistema ante la falta de satisfacción al consumir es volver a hacerlo y esperar que la siguiente vez funcione.

Puede apreciarse una ruptura generacional en este poema: por un lado aparece la casa del autor, que según sus propias palabras, no es una casa, frente al hogar materno, que en este poema no aparece como un nicho de nostalgia de la infancia (y eso por si solo ya me parece destacable), sino como la viva imagen de un mundo que ya no existe, al menos no al alcance de la generación de Chamorro, a pesar de ser ese el mundo al que aspiraba a replicar, aunque sea tan solo un deseo de continuismo que surge debido a la imposibilidad de llevarlo a cabo.

En buena medida, Liberalismo político me recuerda a Ritmo latino en tanto que ambos parten del desacuerdo con la ideología que domina la sociedad actual, aunque el primero desarrolla esa idea con un tono mucho menos esperanzador donde no hay salida, ni sitio para el humor o la ironía.

Liberalismo político puede comprarse a través de la Librería Cervantes

Deja un comentario