Featured

«Donde la ebriedad» — David Refoyo

Publicado en La Bella Varsovia y con una referencia clara a cierto libro de Claudio Rodriguez en el título, Donde la ebriedad es el tercer poemario de David Refoyo (Zamora, 1983), quien además de poeta también ejerce de narrador (tiene publicadas un par de novelas) y lidera un proyecto performativo, Refoyo y SusHijas, en el que mezcla poesía, música y performance.

David Refoyo hace de su poesía una búsqueda constante del más allá en la forma. Esto, por supuesto, le lleva a dejar atrás todas las formas establecidas que puede tener un poema como punto de partida. Esta búsqueda de lo nuevo por encima de todo, que al fin y al cabo no tiene más método que el experimento (y esto, hablando en lenguaje más llano, consiste en la mayoría de los casos en dar palos de ciego e ir viendo lo que sale) le lleva a incluir elementos peculiares en sus poemas, como por ejemplo, incluir textos paralelos que dan un cierto contexto al poema unas veces y otras, aportan una voz paralela, una serie de versos que hablan del propio poema desde dentro, como si tuviera varias capas que interpretar. Otras veces, incluye llamadas al pie de página para introducir pequeños fragmentos de prosa que aumenten el significado de ciertas palabras dentro del poema. Añade intensidad, pero también hace más difícil (y a veces, más confusa) la lectura.

Esta búsqueda de lo nuevo a veces flaquea y se limita a añadir pequeños pasajes de lenguajes de programación o menciones a series o elementos de la cultura pop actual. También aparecen códigos QR al final de buena parte de los poemas de Donde la ebriedad, pero no tengo claro si forman parte de ellos o no. Toda esta experimentación hace que los poemas más “tradicionales” destaquen como si fueran ellos los “raros”, un efecto peculiar en el que el lector de forma instintiva considera extraño lo que en otros poemarios sería “normal”.

Más allá de los artificios y trucos que caracterizan a estos poemas, se trata de un poemario bohemio bastante clásico. En él, se nos presentan una serie de escenas de bohemia, supuestamente vividas por el autor, acompañadas de reflexiones sobre las mismas y una cierta nostalgia que surge del recuerdo de la experiencia. En ese sentido, Donde la ebriedad es un poemario bastante conservador en el que se nos cuenta lo que aquellos que pueden permitirse ser bohemios llevan contándonos desde el siglo XIX, pero con menos referencias al alcohol y la droga en general, así como un cierto optimismo frente a la vida.

David Refoyo hace de Donde la ebriedad  un laboratorio donde encontrar cuales son los límites de la forma en poesía con la mera intención de sobrepasarlos y establecerlos de nuevo. Esto es, querer pisar praderas que nadie ha pisado antes. Tarea difícil, sin duda.

Donde la ebriedad puede comprarse a través de la página de Casadellibro

 

“Raíces aéreas” – Patricia Gonzalo de Jesus

La poesía como refugio. La poesía como un acantilado en el que se grita lo que nos come por dentro. La poesía como herramienta de análisis del mundo y de lo humano. Estas tres frases podrían describir Raíces aéreas poemario con el que Patricia Gonzalo de Jesús se inicia en la  poesía, publicado a principios de este año en la editorial La Bella Varsovia.

El lenguaje de este poemario es sencillo, simple, en ocasiones rozando lo seco, apropiado para tratar estos poemas que llevan generaciones secando la vida de mujeres como la propia autora. La mayoría de los poemas de Raíces aéreas tienen un ritmo abrupto, que por momentos fluye libremente y de repente se paran en seco, como si chocasen contra un obstáculo que le impide seguir, lo que genera una especie de ansiedad al lector. A través de este lenguaje puede apreciarse los sentimientos de Patricia Gonzalo acerca de los temas que habla, el hastío de ser mujer, de tener una alta educación y ver problemas que el mundo en su totalidad, niega. De ver como esos problemas siempre han estado ahí y siempre se ha negado su existencia. Asimismo, la autora se nutre del lenguaje de todo lo que ha leído, ya sean los mitos panhelénicos, el discurso bíblico o el lenguaje de las instrucciones de los medicamentos. Nada humano le es ajeno y no desprecia ninguna voz para expresarse.

Esencialmente, Raíces aéreas es un poemario que trata una serie de problemas que atañen a la mujer desde hace generaciones. El relego a una posición secundaria en la sociedad, las cadenas que atan al segundo sexo al hogar y sus tareas. Estos no se mencionan explícitamente en ningún momento, pero se nos muestra cómo están ahí, como siempre han estado ahí desde siempre, pegados a la mujer como un sello a una carta. Incluso cuando una mujer logra escapar de ellos, siguen persiguiéndola, puesto que vivimos en sociedad y es imposible verlos reflejados en todas partes. El tratamiento que Patricia Gonzalo hace de estas cuestiones es el mismo que la sociedad, en conjunto, hace de todos ellos: no se menciona con la vana esperanza de que así desaparezcan, o bien se menciona en momentos puntuales, cuando es imposible negarlos.

No obstante, es el hastío la parte central de Raíces aéreas. Es de ahí de donde surge una rebeldía frente a una sociedad que se muestra injusta ante una. No hay un llamamiento a la rebelión general, sino una rebelión desde la individualidad, una revolución cotidiana. Patricia Gonzalo analiza su entorno cercano, ya sea en el espacio o en el tiempo, con poemas que tratan sobre el significado de algo tan mundano como un mueble, o el análisis de la propia familia. Destaca la presencia del pasado reciente de España, la Guerra Civil y su posterior dictadura franquista como algo aun latente, aun presente en la memoria que todos los españoles hemos heredado. Algo de lo que nos cuesta hablar, de lo que preferimos no hablar, aunque deberíamos. Aunque muchos pueden opinar que el tema de “las dos Españas” pertenece a la literatura de hace ya casi un siglo, libros como este nos demuestran que sigue siendo un tema pendiente para nuestra sociedad, puesto que no se trata de un tema concreto de un punto concreto de la historia del siglo pasado, sino un continuo, una búsqueda de justicia que sigue sin estar concluida de hoy y que nos devorará por dentro mientras neguemos su existencia.

Los poemas de Patricia Gonzalo de Jesús son una especie de grito silencioso. Una queja ante los problemas que se esconden bajo la manta, los que nunca llegan a ser lo suficiente importantes par que se traten con prioridad (siempre hay algo más prioritario) y que nos devoran de una forma u otra a todos. Raíces aéreas es un poemario necesario, muy necesario, donde se plantean los problemas que la sociedad del siglo XXI sigue sin resolver, aunque cada vez tenga más claro la manera de resolverlos.

Este libro puede comprarse através de Casadellibro.